Escudo de la Universidad de Guadalajara

Sabroso festín de humor político se viene para los caricaturistas

  • Mesas del Encuentro de Caricatura
  • Manuel Falcón y maestra Aurea Santoyo
  • Chavo del Toro, Dario Castillejos, Rocha y Qucho
icia Encuentro Internacional de la Caricatura e Historieta, en FIL 2018

Imaginen el agasajo que se vendrá, a partir de ya, en materia política en Jalisco: se viene la Cuarta Transformación, la refundación del Estado y un nuevo rectorado en la Universidad de Guadalajara (UdeG).
 
No habría pretexto para que los caricaturistas que retratan la política con humor no tengan los lápices bien afilados, esperando el momento en que alguno de los nuevos funcionarios caigan o resbalen.
 
En esto coincidieron dibujantes reconocidos en el inicio del décimo séptimo Encuentro Internacional de la Caricatura e Historieta (EICH) 2018, que realiza el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la UdeG, durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).
 
Quien recibirá el Homenaje La Catrina de este año, Manuel Falcón, mencionó que la crítica debe de estar lista en estos tiempos donde las fichas ya están echadas.
 
“Enrique Peña Nieto ya se fue y viene la Cuarta Transformación, vamos a ver qué es eso en términos humorístico. Y además, en Jalisco, corresponde la entrada de un nuevo gobernador, del que todos sabemos cómo se peina. Y entra un nuevo Rector General en la UdeG. Todos esos ajustes y movimientos de piso político tenemos que registrarlos los caricaturistas”, dijo a los presentes en el Salón 3, de Expo Guadalajara.
 
Los caricaturistas necesitan contrapesos y una visión crítica de quien esté en el poder, declaró Falcón.
 
Una vez terminada la ceremonia inaugural del EICH, inició la mesa “Política de cartón fino”, en la que cuatro finos caballeros de la pluma presentaron una caricatura verbal para demostrar la incertidumbre que viven sobre las nuevas administraciones de gobierno.
 
El monero Rocha dijo que, de entrada, ya hay material para ilustrar, pues por lo pronto Andrés Manuel López Obrador la supo aplicar: no vino a la FIL porque sabía que le podían preguntar sobre cuáles habían sido los libros que habían marcado su vida (¿les suena?), y que por eso envió a Paco Ignacio Taibo II, quien dirigirá el FCE.
 
“Taibo II sí sabe de libros, pero ya ven, seguro antes se lo llevaron a las cantinas de Guadalajara y luego a las tortas ahogadas, y ya enchilado pues le preguntaron y dijo eso que no quiero repetir. En estos días estamos con el dilema de que, por primera vez, llega un gobierno popular; con los anteriores no dudábamos de que eran adversarios, con éstos no, pues son aparentemente nuestros cuates, pero quién sabe, a la mera hora nos cierren las puertas”, externó.
 
Por tal motivo, aseguró que “los caricaturistas nos vamos a tener que ‘aFIFÍnarnos’ para poder criticar”.
 
Qucho, el monero, puntualizó que era valiente el que salía a defender a Enrique Peña Nieto, ahora hay muchos defensores de López Obrador.
 
“(Cuando lo criticas) automáticamente te conviertes de la mafia del poder y no, pues se trata de hacer humor con la noticia, esa es nuestra labor. En mi caso, sí respeto a Taibo II, me agrada que sea una persona de letras la que va al Fondo de Cultura, pero aunque duela tienes que señalarlo, hay que ser crítico ante todo, pese a la preferencia política”, subrayó.
 
Chavo del Toro compartió que es inevitable que un político no falle: “Cuando cualquier ente llega al poder empieza a cometer pifias, porque el poder te pone en una vitrina y te desnuda. Ahora hay redes sociales que encueran a estos políticos en el poder”, dijo.
 
El caricaturista Darío Castillejos señaló que sin duda hay madera en esta “nueva” clase política, y que eso se verá reflejado en muchos cartones.
 
“Claro que la hay, son políticos y tienen en común varios males. Carlos Salinas le ganó ser el más caricaturizado a Fidel Velázquez, el líder sindical. Cuando pensamos que nadie iba a romper el récord llega Vicente Fox y se lo lleva de calle; era increíble, no lo podíamos creer, ya que pensábamos que habíamos llegado al límite de la estupidez y luego llega Peña Nieto; él tenía academia en eso y eso que no leía. Acabó siendo un presidente de caricatura. La pregunta aquí es, ¿vendrá alguien por el trono?”, subrayó.
 
 
A t e n t a me n t e
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jalisco, 30 de noviembre de 2018

 
Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Elizabeth Morales