Escudo de la Universidad de Guadalajara

Académicos llaman a autoridades a incentivar captación de agua de lluvia

  • Dr. Arturo Gleason y Doctor Cordova Canela en rueda de prensa
  • Dr. Arturo Gleason en rueda de prensa
  •  Doctor Cordova Canela en rueda de prensa
  • Dr. Arturo Gleason y Doctor Cordoba Canela en rueda de prensa
Dan a conocer el I Congreso Nacional sobre el tema, con sede en el CUAAD

Hace falta voluntad para que los organismos operadores de agua en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) adopten sistemas de captación de lluvia, a fin de hacer más eficiente el uso del auga, coincidieron especialistas de la Universidad de Guadalajara (UdeG) en conferencia de prensa para anunciar el I Congreso Nacional de Sistemas de Captación de Agua de Lluvia, a realizarse del 8 al 11 de noviembre.
 
El doctor Fernando Córdova Canela, Director General de la sede UdeG del Laboratorio Nacional de Vivienda y Comunidades Sustentables del Conacyt, afirmó que hay condiciones naturales para que las autoridades municipales y estatales generen normas encaminadas al aprovechamiento del agua pluvial.
 
“Existen las condiciones para generar un estándar de captación de agua de lluvia. Esto implica no sólo leyes, ordenamientos municipales o estatales, sino la generación de normas oficiales, el ordenamiento de la cadena productiva, la incorporación de otros actores que necesariamente irán incentivando y fortaleciendo esto en lo local. Creemos que es un trabajo de largo aliento, pero sí es alcanzable, porque se ha hecho en otros países, es una cuestión de organización y voluntad”, enfatizó.
 
El doctor José Arturo Gleason Espíndola, investigador del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) y miembro de la Asociación Mexicana de Sistemas de Captación de Agua de Lluvia, dijo que desde la UdeG se generan conocimientos en este tipo de tecnologías que podrían ser útiles para las autoridades.
 
“Desde la Universidad estamos generando la experiencia y los conocimientos, pero no tienen mayor relevancia si los entes públicos no se interesan. Necesitamos, primero, voluntad y después, sentarnos a trabajar para estipular una ruta crítica y transitar de un modelo que se basa sólo en redes de agua potable y presas, a un modelo que no dependa tanto de éstas”, expresó.
 
Los especialistas pusieron como ejemplo los esfuerzos de la Comisión Nacional del Agua para incorporar sistemas de captación de lluvia en zonas rurales, además del gobierno de la Ciudad de México, que ha colaborado con la UNAM y otros organismos para crear el programa “Agua tu casa”, cuyo fin es que los capitalinos puedan acceder a esta innovación.
 
Gleason Espíndola dio a conocer los resultados de una investigación que incorpora un prototipo de un sistema de captación de lluvia en una casa. Esta técnica logró reunir 53 mil litros de agua y cubrió 40 por ciento de la demanda de agua de la casa durante un año.
 
La calidad del agua es aceptable para consumo humano debido a los sistemas de limpieza natural y filtración, además de que el usuario ahorró mil 232 pesos al no utilizar la red del SIAPA durante cinco meses y evitar la compra de garrafones comerciales.
 
El sistema es una alternativa real para contribuir a la demanda creciente de agua, ayuda a no seguir explotando las fuentes actuales, ya que cuando se utiliza agua de lluvia no se necesita de la entubada; además de que no contribuye a la inundación de calles, ya que el líquido no llega a los drenajes y el exceso de captación se va al subsuelo y recarga los mantos acuíferos.
 
Los académicos invitaron al I Congreso Nacional de Sistemas de Captación de Agua de Lluvia que tendrá como sede el CUAAD y cuyo programa incluye 36 ponencias e invitados de Japón, Estados Unidos, Holanda, Alemania, Colombia, Brasil y México.
 
En las conferencias participarán académicos, técnicos, autoridades federales y organismos civiles que han impulsado la captación de agua pluvial en las ciudades. Los interesados pueden consultar la página amscall.org.mx/congreso
 
 
A T E N T A M E N T E
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jal., 26 de octubre de
 2017
 
Texto: Mariana González
Fotografía: Aryana Benavides